Diario
iconos
 
Foto Noticia
18/03/2016
Prevenir la arterioesclerosis en clave crucífera
La vitamina K y el sulforafano del brócoli ayudan a evitar el riesgo de padecer esta enfermedad que mata a 130.000 españoles al año.

La arterioesclerosis es una de las enfermedades más desconocidas a nivel social, pero que causa unas 130.000 muertes al año en España. Se trata de una afección inflamatoria crónica que consiste en el endurecimiento progresivo de las arterias de mediano y de gran calibre cuando se deposita placa dentro de ellas y que provoca que se limite el flujo de sangre a los órganos y a otras partes del cuerpo. Ello puede derivar en problemas graves como ataques cardíacos, derrames cerebrales o incluso la muerte.

Una alimentación rica, variada y equilibrada que incluya productos saludables como el brócoli puede ayudar a prevenirla. ¿Y por qué? Por su contenido en vitamina K y en sulforafano. La primera “favorece la buena circulación sanguínea”, según indica el nutricionista Càstor Bayo (@CastorBA), y el segundo “disminuye el riesgo de sufrir infartos porque activa en el cuerpo la proteína Nrf2, que protege tejidos, células y, en consecuencia, vasos sanguíneos, gracias a las enzimas antioxidantes que posee", añade.

Por otro lado, el brócoli colabora en la reducción del colesterol y aumenta la salud del corazón, con lo que el riesgo de padecer arterioesclerosis se hace menor. “El consumo de esta crucífera proporciona antioxidantes, que ayudan a reducir el peligro de inflamación crónica y de cáncer, y su fibra facilita la excreción de los tóxicos del organismo”, explica Bayo.

Así que, como veis, no solo lo decimos nosotros, también los profesionales de la nutrición. Comer brócoli es bueno para nuestra salud. Y, además, ¡está riquísimo! J

 
 
Compartir en redes sociales
 
bottom
Aviso legal Consulta Contacto Home facebook twitter youtube